La historia sale a la calle

Sergio Rivas Zaragoza*

 

En diciembre de 2019 la Galería Abierta de las Rejas del Bosque de Chapultepec sirvió de escaparate para la conmemoración de los cien años del Partido Comunista Mexicano; un partido político al que los reflectores no han favorecido mucho y al que ahora se le visibilizaba en la escena pública a través de una exposición fotográfica. Ese mismo mes se cumplía el primer año en que la oposición política había llegado a la presidencia de la república. Durante ese año los debates y las polémicas sobre el pasado mostraron cómo la historia escapaba de las academias para salir a la calle e instalarse en la opinión pública.

 

Los primeros síntomas fueron evidentes cuando con el lema de campaña: “Juntos haremos historia”, Andrés Manuel López Obrador invitaba a la población a sumarse a su movimiento que, de ganar la presidencia del país, encabezaría la cuarta transformación en la historia de México. La lucha de Independencia, el periodo de la Reforma y la Revolución mexicana constituían las tres grandes transformaciones que precedieron a la que encabezaría su gobierno.

 

También fue emblemático el inicio de su campaña por la presidencia: desde Ciudad Juárez recordó que ese lugar “ha sido testigo de hechos históricos trascendentes y punto de partida de importantes transformaciones”.[1] En esa ciudad —antes Paso del Norte— Juárez se refugió para resistir la Intervención francesa y Madero encabezó el triunfo sobre el régimen de Porfirio Díaz. De esa manera, el pasado aparecía como forma de legitimar a un nuevo gobierno. La historia tomaba un lugar central en los actos y el discurso de la que sería la nueva administración.

 

Ya con el triunfo en las manos fue aún más visible la presencia del pasado en el logo del nuevo gobierno; ahí aparecían personajes clave de cada una de las otras grandes transformaciones aludidas: el cura Hidalgo y Morelos, Juárez, Madero y Cárdenas. Pero esto provocó críticas de varios sectores de mujeres ante la ausencia de personajes femeninos de la historia mexicana en el nuevo logo y a través de las redes sociales se lanzó el hashtag #NoSinNosotrasMéxico, para protestar por la nueva imagen del gobierno. Ante esto, Jesús Ramírez Cuevas, vocero del nuevo gobierno, comentó: “Los símbolos no tienen género. El criterio que se utilizó fue el reconocimiento visual que hay de estos héroes nacionales”. Además señaló que cada año, durante la administración morenista, sería dedicado a un personaje histórico y “ahí van a estar incluidas algunas de estas mujeres, se va a dedicar todo un año al reconocimiento de su obra, su legado, su trabajo en favor de la historia de los mexicanos”.[2]

 

Y en efecto, mientras que 2019 sería decretado “Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata Salazar”; con lo que la papelería oficial llevaría esa leyenda y se organizarían varios eventos alusivos,[3] el año siguiente sería dedicado a Leona Vicario, su pensamiento y su trabajo en favor de la historia del país, bajo la leyenda “2020, Año de Leona Vicario, Benemérita Madre de la Patria”.

 

Luego de esos hechos, en los últimos días de febrero de 2019, el presidente emitió un decreto que materializaba su promesa de abrir en su totalidad los expedientes de las policías políticas y del CISEN, que documentan gran parte de la historia de la represión en el siglo XX, como un homenaje a los perseguidos políticos y como una garantía de que las represiones del pasado no estarían presentes en su administración.[4] Cualquier persona podría consultar los archivos que, de 1985 hacia atrás, estarían disponibles en el Archivo General de la Nación. Sin embargo, en los primeros días de 2020, el Archivo General anunció su decisión de retirar de la consulta los archivos por tiempo indefinido para su revisión, causando malestar entre historiadores y otros curiosos del pasado.[5]

 

Pero la historia volvió a tomar un lugar central a finales de marzo, y esta vez con más fuerza, cuando el presidente, a través de un video en sus redes sociales, dio a conocer a la opinión pública que había enviado un par de cartas al papa Francisco y al rey de España pidiéndoles que ofrecieran una disculpa pública a los pueblos originarios de México por los abusos cometidos durante la Conquista. La idea, expresó el Ejecutivo, era hacer un recuento de los daños para que se revisara lo que realmente pasó, hacer un relato de los agravios, y que España asumiera la responsabilidad; todo esto con miras a 2021, en el que se conmemoraron 500 años de la caída de Tenochtitlan y 200 de la consumación de la Independencia de México.

 

Esta noticia encendió el debate sobre la legitimidad de la petición del presidente, sobre el uso político de la historia y, sobre todo, a propósito de la discusión de lo acontecido hace 500 años en lo que hoy es el territorio nacional. Otra vez las redes sociales fueron escenario de gran parte del debate y en ambos lados del Atlántico intervinieron los ciudadanos, académicos, intelectuales y periodistas, pero poco a poco la iniciativa fue perdiendo fuerza hasta desdibujarse en la opinión pública.

 

En septiembre de ese primer año del nuevo gobierno, en el Centro Cultural Tlatelolco —ubicado en un lugar con una fuerte carga simbólica, en el que aún pervive el recuerdo de la represión—, y en un lunes con fecha simbólica: 23 de septiembre, se llevó a cabo un acto en el que se refrendaba el compromiso de la actual administración de no incurrir en violaciones a los derechos humanos, en represiones y dispuesto a esclarecer los hechos del pasado.

 

Días antes Pedro Salmerón, director del Instituto Nacional de Estudios Históricos y de las Revoluciones de México (INEHRM), desató una polémica luego de utilizar las cuentas oficiales del instituto para difundir un texto suyo en el que se refirió como “jóvenes valientes” a los miembros de la Liga Comunista 23 de Septiembre, que en 1973 intentaron secuestrar al empresario regiomontano Eugenio Garza Sada y terminaron con su vida. Esos comentarios lo enfrentaron al Grupo Monterrey, a los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, así como a senadores del PAN y Morena. El Consejo Coordinador Empresarial emitió un comunicado en el que criticó que un funcionario enalteciera la violencia, pues el asesinato de Garza Sada “fue, simple y llanamente, un crimen artero y cobarde". También se sumaron los comentarios de Felipe Calderón: “Sólo en México: llaman terrorista a quien hace una broma de mal gusto, y valiente a quien asesina a un empresario”.[6] A través de sus redes sociales Pedro Salmerón dio a conocer una carta pública en la que dimitía de su cargo, dejando en claro que su renuncia la presentaba al “presidente, no a la derecha de talante fascista”. [7]

 

Pero ese lunes, la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a nombre del Estado mexicano reconoció las represiones y las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la guerra sucia en la década de los setenta y ofreció una disculpa pública a Martha Alicia Camacho Loaiza, a su esposo José Manuel Alapizco Lizárraga —asesinado y desaparecido a manos de agentes del Estado—, miembros de la Liga Comunista 23 de Septiembre, y a su hijo, Miguel Alfonso Millán Camacho, que nació mientras su madre estaba detenida, por la “transgresión a sus derechos en el marco de las violaciones graves, generalizadas y sistemáticas a derechos humanos ocurridas en un contexto de violencia política del pasado en el periodo histórico conocido como guerra sucia”.[8]

 

Ya a finales de 2019 se llevó a cabo la exposición “100 Años de Comunismo Mexicano. Una historia de lucha del pueblo de México”, que consistió en una muestra fotográfica en la Galería Abierta de las Rejas de Chapultepec con la intención de celebrar los cien años de la fundación del Partido Comunista Mexicano; según Inti Muñoz, coordinador ejecutivo de Asuntos Especiales y Asesoría Cultural, una de las razones de esta exposición fue que “sería imposible entender a ese México de libertades, derechos, igualitario, con justicia, democrático, que construimos hoy, sin la enorme aportación que hicieron los y las comunistas mexicanos a lo largo de la existencia del PCM y después”.[9]

 

La exposición, dispuesta sobre una de las avenidas principales de la Cuidad de México, visibilizó a las fuerzas de oposición del siglo XX y su lugar en la historia mexicana ante la mirada de los miles de capitalinos que diariamente transitan por la zona. Una vez más la historia salió a la calle.

 


* Escuela Nacional de Antropología e Historia, INAH
[1] “Discurso AMLO al iniciar campaña en Ciudad Juárez, Chihuahua”, 1 de abril de 2018, recuperado de: https://lopezobrador.org.mx/2018/04/01/discurso-de-amlo-al-iniciar-su-campana-en-ciudad-juarez-chihuahua/.
[2] “#NoSinNosotrasMéxico: Mujeres protestan contra la ausencia de símbolos femeninos en la imagen del nuevo Gobierno”, Sin Embargo, 30 de noviembre de 2018, recuperado de: https://www.sinembargo.mx/30-11-2018/3505009.
[3] Jaime Luis Brito, “López Obrador firma decreto que declara al 2019 el año de Zapata”, Proceso, 12 de enero de 2019, recuperado de: https://www.proceso.com.mx/567326/lopez-obrador-firma-decreto-que-declara-al-2019-el-ano-de-zapata.
[4] Alma E. Muñoz, “Abrir archivos del Cisen es un homenaje a las víctimas, indica AMLO”, La Jornada, 2 de marzo de 2019, recuperado de: https://www.jornada.com.mx/2019/03/02/politica/005n1pol.
[5] Arturo Rodríguez García, “La 4T cierra archivos históricos que antes ‘abrió’”, Proceso, 1 de febrero de 2020, recuperado de: https://www.proceso.com.mx/616501/4t-cierra-archivos-historicos-antes-abrio?fbclid=IwAR0P6mQmGfQS85xH1GsKg5KY8S5S89ZQH-VHB64EG6zOZXzrIqG3nLntWDM.
[6] “La polémica que generó Pedro Salmerón por el asesinato de Eugenio Garza Sada”, Expansión, 20 de septiembre de 2019, recuperado de: https://politica.expansion.mx/mexico/2019/09/20/pedro-salmeron-liga-comunista-23-de-septiembre-eugenio-garza.
[7] “Pedro Salmerón: mi renuncia, al presidente, no a la derecha fascista”, La Jornada, 22 de septiembre de 2019, recuperado de: https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2019/09/22/pedro-salmeron-mi-renuncia-al-presidente-no-a-la-derecha-fascista-2020.html.
[8] Emir Olivares Alonso, “Ofrece el Estado primera disculpa pública por ‘guerra sucia’”, La Jornada, 23 de septiembre de 2019, recuperado de: https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2019/09/23/ofrece-el-estado-primera-disculpa-pubica-por-guerra-sucia-4020.html.
[9] Merry MacMasters, “Inauguran la exposición ‘100 años de comunismo mexicano’”, La Jornada, 16 de diciembre de 2019, recuperado de: https://www.jornada.com.mx/ultimas/cultura/2019/12/16/inauguran-la-exposicion-100-anos-de-comunismo-mexicano-8194.html.

Dercarga PDF

Tags: 
Compártelo
Sergio Rivas Zaragoza

En diciembre de 2019 la Galería Abierta de las Rejas del Bosque de Chapultepec sirvió de escaparate para la conmemoración de los cien años del Partido Comunista Mexicano; un partido político al que los reflectores no han favorecido mucho y al que ahora se le visibilizaba en la escena pública a través de una exposición fotográfica. Ese mismo mes se cumplía el primer año en que la oposición política había llegado a la presidencia de la república. Durante ese año los debates y las polémicas sobre el pasado mostraron cómo la historia escapaba de las academias para salir a la calle e instalarse en la opinión pública.

 
" data-share-imageurl="">